Solo un 2% de empresas familiares en el país tiene plan de sucesión

0
118
El 90,5% de las firmas ecuatorianas son familiares. Apenas el 2% de esta cantidad está preparado para realizar una sucesión generacional.
El 90,5% de las firmas ecuatorianas son familiares. Apenas el 2% de esta cantidad está preparado para realizar una sucesión generacional.

En Ecuador, el 47,9% de las empresas familiares está manejado por la generación fundadora, pero apenas el 2% cuenta con una estrategia de sucesión, según estudios realizados por la Cámara de Comercio Ecuatoriano Alemana, junto con el Courage Center of Global Family Firms de la Munich Business School.

Las cifras muestran que el 39% de las empresas familiares están en la segunda generación; 11,5% en la tercera; y apenas el 1.6% del empresariado familiar logró llegar a la cuarta generación.

Al considerar que el 90,5% del tejido empresarial en el país es de tipo familiar, según una investigación realizada por la Universidad de Especialidades Espíritu Santo (UEES) y presentada a fines de noviembre de 2017, hay una preocupación acerca de la preparación que existe para poder enfrentar una adecuada sucesión.

Por esta razón, este martes 5 de junio se llevará a cabo en la Universidad de las Américas (UDLA) la Cuarta Cumbre Internacional de Empresas Familiares que abordará temas como la sucesión, la transformación digital y las estrategias financieras para enfrentar la acelerada evolución de los procesos comerciales.

El evento, que se replicará en el Hotel Oro Verde de Guayaquil el próximo 7 de junio, cuenta con la participación de catedráticos internacionales expertos en el campo de empresas familiares.

“Las empresas familiares en Ecuador, como en la mayoría de países, son sumamente importantes para la generación de empleos y para el crecimiento económico, pues son el motor de la economía”, manifestó Johannes Ritz, experto de la Cámara de Comercio Ecuatoriano Alemana, en este tipo de economía.

El funcionario señaló además que las compañías familiares en Ecuador generan alrededor de 1.6 millones de empleos y su aporte a la economía nacional representa el 51% del Producto Interno Bruto (PIB).

Respecto a los niveles de vinculación a la industria 4.0, el 60% de las firmas familiares del país acepta que sus niveles de digitalización e innovación son bajos, cifra que preocupa principalmente para el intercambio comercial a escala internacional.

 

Fuente: El Telégrafo