El pleito de Messi para poder comercializar ropa con su logotipo (a día de hoy) ilegal

0
338
Messi, imagen de archivo.
Messi, imagen de archivo.

Algo parecido a una cornamenta de ciervo, aunque es un diseño muy conceptual, representa a la marca de Rafael Nadal. Roger Federer tiene un logotipo propio también, muy elegante, entrelazando las letras de su nombre y su apellido. También juega con las letras de su nombre Tiger Woods, el golfista. Michael Jordan, el deportista más mediático de todos los tiempos, cuenta con su propio icono, que no es otra cosa que su silueta volando camino de un mate.

Para tener una imagen propia, es evidente, hay que ser una estrella trascendente. No vale ser un cualquiera, ninguna firma deportiva se dedicaría a diseñar líneas enteras de ropa con un símbolo tan concreto si detrás no hay alguien realmente especial. Como, sin duda, podría ser Messi.

Pero hay un problema en el caso del jugador del Barcelona, los tribunales no le dejan. Messi solicitó hace unos cuantos años la inclusión de su nombre en el registro mercantil con la idea de explotar un icono (que contiene una M silueteada) y poder crear líneas de vestir con ese motivo.

Concretamente intentó poner en valor la marca Messi para aparatos e instrumentos de salvamento, prendas de vestir, calzados y artículos de sombrerería y artículos de gimnasia y deporte. Hasta ahí, todo normal, pero no lo vio Jaume Masferrer Coma, uno de los dueños de la Casa Masferrer, vinculada al mundo del ciclismo. Su empresa tiene registrada la marca Massi, y entienden que si el crack argentino consigue que le den vía libre para registrar su nombre ellos se verán perjudicados.

Y la Oficina de la Propiedad Intelectual de la UE (EUIPO) dio la razón al empresario. Negaron a Messi la posibilidad de crear esa marca y el jugador estimó conveniente recurrir la decisión al Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Estos también consideraron que la estrella del Barcelona no podía utilizar su nombre para vender camisetas.

“Prácticamente idénticos”

Logotipo de la marca de Messi.
Logotipo de la marca de Messi.

“El tribunal consideró que existía riesgo de confusión entre las dos marcas debido a que, por una parte, algunos de los productos protegidos por ellas son idénticos y algunos otros son similares, incluso extremadamente similares, y a que, por otra parte, las marcas de que se trata son similares”, explica la resolución.

“Sus elementos dominantes, constituidos por los términos «MASSI» y «MESSI», son prácticamente idénticos en los planos visual y fonético, de modo que una eventual diferencia conceptual sólo sería percibida, en su caso, por una parte del público relevante”, considera el auto.

Se desconoce si el tribunal tuvo en cuenta la enorme fama del jugador, que podría hacer que el “publico relevante” fuese en realidad una cantidad ingente de personas.

El siguiente paso para Messi será el Tribunal General de la UE. Esta semana se espera un dictamen para ver si, finalmente, puede llegar a utilizar la marca con su nombre y ser así como Federer, Nadal, Tiger o Jordan. Pertenece a la misma conversación, pero la oficina de marcas y la familia Masferrer han decidido no ponérselo sencillo.