Los exportadores caminan al filo de un ‘acantilado’

0
243
Transporte. El sector naviero también ha sentido los efectos del alza de los combustibles en Ecuador. (Guillermo Lizarzaburo / Expreso)
Transporte. El sector naviero también ha sentido los efectos del alza de los combustibles en Ecuador. (Guillermo Lizarzaburo / Expreso)

El sector que domina la economía y responsable de mantener la dolarización no ha tenido incentivos. Y la luz al final del túnel la apagó hace escasos días el ministro de Finanzas, Carlos de la Torre, cuando dijo que nada le deben a los exportadores.

Las empresas que trajeron 10.126 millones de los 15.721 millones de dólares que ingresaron hasta octubre del año que pasó, no reciben el famoso draw back, o devolución condicionada de impuestos.

Y tampoco al principal sector no petrolero, el banano, se le permite aumentar las áreas de siembra. “Esto lo que ha conducido es a que Guatemala se apodere de gran parte del mercado estadounidense”, dice Jorge Quintana. Y plantea una revisión de la medida bajo ciertas consideraciones.

En esa misma línea está Gustavo Marún, de Agroban, quien sugiere algunas consideraciones para que se pueda sembrar más, pero no liberalizar. Para él, lo principal es que los pequeños ganen en productividad. “Hay dos temas calientes: las nuevas áreas de siembra y el precio oficial”.

“Se debe buscar un mecanismo para que Ecuador no siga perdiendo mercado, porque no sembramos desde hace 20 años, mientras Guatemala ha sembrado más de 100.000 hectáreas, México lo hace agresivamente y Honduras recupera áreas grandes”.

En 2016 Guatemala tenía el 35,48 % de ese mercado y ya para el 2017 el 40,26 % (hasta agosto). Ecuador del 20,05 % pasó al 12,79 %, por debajo incluso de Costa Rica. Para el cacao, tampoco hubo apoyo y el café vive su peor momento.

El presidente ejecutivo de la Corpei y exministro de Industrias y Productividad, Eduardo Egas, cree el 2018 seguirá siendo un año crítico, como también el 2019, porque lo que al sector productivo le queda es la desafiante tarea de aumentar productividad para tratar de compensar los continuos incrementos de costos.

Uno de ellos, el de diésel, que aumentó 7,66 % este mes para la industria. Para el sector naviero, en agosto pasado estaba en $ 1,738 y para enero saltó a $ 2,137 por galón.

Egas acota que las exportaciones han perdido competitividad en los últimos años. “Han soportado incrementos sucesivos de costos como resultado de una política pública que extrae cada vez más recursos del sector productivo para alimentar el crecimiento del sector estatal”. Incrementos que no pueden ser trasladados al precio de venta, porque la competencia en los mercados internacionales es feroz y porque nosotros no fijamos precios en los mercados externos.

El exviceministro de Comercio considera necesario revisar los costos de la energía y que les sean devueltos los impuestos que se causaron en sus importaciones de insumos, materias primas y bienes de capital.

La demanda aumenta, el Ecuador no

“Se estima que la demanda anual de banano crece entre 3 y 5 %, pero en teoría en 20 años Ecuador no ha sembrado una sola hectárea”, dice Gustavo Marún, de Babahoyo.

Solamente el 3 % significa en 20 años un 60 % de crecimiento de la demanda mundial de banano que ha sido cubierta por Centroamérica, con mejor ubicación que Ecuador. “Lo que se buscaría es que en ocasiones especiales el ministerio pueda autorizar el crecimiento de una finca”.