Yilport responde a la prensa internacional sobre problemas en Puerto Bolívar

0
1451

Robert Yuksel YILDIRIM, Presidente de YILPORT Holding y Presidente & CEO de YILDIRIM Holdings ha emitido una declaración oficial sobre el tema de YilportEcu en Puerto Bolívar al portal port.today, especializado en puertos y terminales a nivel mundial, publicación que se hizo eco de varias publicaciones de nuestro medio.

Robert Yuksel Yildirim, Presidente y CEO de YILDIRIM Holdings.
Robert Yuksel Yildirim, Presidente y CEO de YILDIRIM Holdings.

En su comunicado, el Grupo Yildirim confirma que su filial Yilport Holding posee desde Agosto de 2016 la concesión por 50 años de Autoridad Portuaria de Puerto Bolívar, en la ciudad de Machala, bajo el modelo de asociación público-privada PPP y que es la mayor inversión turca en Ecuador. Esta asociación implica que Yilport pagará una comisión por dicha concesión, además de compartir las utilidades con el gobierno ecuatoriano. A lo largo de estos 50 años, el gobierno ecuatoriano recibirá unos cuantos billones de dólares de este negocio, y agrega: «Tenga en cuenta que Puerto Bolívar estaba perdiendo dinero cada año y no estaba cumpliendo los planes de crecimiento de Ecuador al estar subdesarrollado».

Yilport se ha comprometido a invertir USD 750 millones en la expansión y modernización del puerto en 5 fases. La fase 1 tomará 3 años e implica una inversión de USD 230 millones. La compañía tiene como objetivo crear una terminal de contenedores y mantener los servicios de banano a granel existentes. Sin embargo, la nueva terminal de contenedores se diseñará para brindar más opciones a los exportadores de bananos y exportadores y crear una ventaja para los envíos desde el sur de Ecuador.

Pero Yilport informa que el proyecto aún no se ha iniciado, su lanzamiento se ha retrasado debido a una serie de problemas. Primero y ante todo es la expropiación de terrenos que el gobierno ecuatoriano debe completar para que la construcción pueda comenzar, tal como consta en el acuerdo de PPP.

El segundo problema es obtener las licencias requeridas. «Hasta ahora, Diciembre de 2017, no se han podido obtener todos los permisos necesarios para desarrollar la terminal de contenedores», dice el comunicado de la compañía. No menciona qué licencias están pendientes, pero resalta el compromiso de la compañía de «cumplir con todas las obligaciones de licencias según los altos estándares mundiales, así como la evaluación de impacto ambiental (EIA), teniendo en cuenta las condiciones adicionales establecidas en la concesión».

En respuesta a las manifestaciones locales que afirman que se han perdido 300 empleos desde que Yilport hizo efectiva la concesión, la empresa argumenta: «Hemos empleado a más de 100 personas nuevas tanto en nuestro puerto en Puerto Bolívar como en nuestra oficina central en Guayaquil. También mantuvimos a los operadores del puerto, que estaban prestando servicios antes de la adquisición. Durante el período de adquisición, llevamos a cabo más de 300 entrevistas (personal operativo y administrativo) y dimos prioridad a los ciudadanos de Machala y de la región de El Oro. Una vez que comience nuestra inversión, muchos trabajadores locales (entre 300 y 500) serán contratados en la primera fase de construcción. Después de que se complete la fase 1, y todas las grúas y equipos estén instalados, volveremos a contratar personal de operaciones. Cuando la actividad operativa comience en la terminal, Puerto Bolívar también creará negocios en las provincias vecinas.

Yilport confirma la necesidad de profundizar el calado del puerto de los actuales 6m y 10m a 14m y 17m en dos fases de dragado con el fin de manejar los portacontenedores más grandes del mundo. El Grupo declara que el dragado fue parte del acuerdo de concesión entre el gobierno y Yilport y destaca: «En los permisos de EIA, se establece claramente que el proyecto de dragado no afectará a las granjas camaroneras y que no habrá daños a las 40,000 hectáreas de camaroneras. El permiso para el proyecto fue otorgado bajo las condiciones actuales».

Evidentemente, Yilport ha estado trabajando para resolver este problema, ya que según los medios locales, se firmó un acuerdo entre Yilport y CORPODET EP, una empresa pública de la provincia de El Oro, para realizar el dragado a principios de Diciembre. El inicio del proyecto que tomará 9 meses está previsto para febrero de 2018, está sujeto a la obtención de algunos permisos por parte de Yilport, y la obra será financiada por el GAD Provincial de El Oro.

Respondiendo a las preocupaciones del público sobre los aumentos de las tarifas portuarias, el Grupo Yildirim enfatiza: «Las tarifas ya están en nuestro contrato de PPP con el gobierno y la Autoridad Portuaria. No aumentamos los aranceles de forma ilegal. Sin embargo, hubo una disputa sobre las nuevas tarifas, por lo que revisamos la tarifa para el primer año de nuestras operaciones. Bajamos la tarifa a pesar de que era mucho más alta en el contrato oficial».

La empresa confiesa que «no puede entender las protestas y quejas injustas» y además declara que apoya totalmente a los exportadores de banano y apunta a desarrollar a Puerto Bolívar como el mejor puerto de exportación de banano en Ecuador. Sin embargo, Yilport admite una disputa con estos clientes: «Los exportadores de banano ya le deben mucho dinero a Puerto Bolívar, y aún deben liquidar sus deudas. No estamos obligados a tolerar esto, y si no pagan, no estamos obligados a servirlos sin pago. Deben ser honestos y pagar las facturas para recibir servicio desde nuestra terminal».

Con el objetivo de hacer negocios de manera honesta y transparente en cada país al que ingresa, Yilport planea presentar el Know Your Customer (KYC) para sus clientes en Puerto Bolívar: «La industria bananera, de productos del mar y minerales en Ecuador tendrá que aprobar nuestro proceso KYC. Si no son idóneos, si se dedican al contrabando o al tráfico ilegal de drogas, serán detenidos, expulsados ​​del puerto y entregados a las autoridades. Nuestro objetivo es mantener la imagen y el prestigio global de Ecuador».

Concluyendo la declaración, el Grupo Yildirim dice: «Vinimos a Ecuador desde Turquía para servir a este país, invertir y desarrollar infraestructura. Esta imagen oscura de Yilport, proyectada por algunos sectores es absolutamente incorrecta e inaceptable. Tenemos presencia en muchas ciudades de Noruega, Suecia, Malta, España, Portugal, Turquía, Perú, Colombia y Francia, tenemos referencias sólidas de muchos países. No cederemos y estamos comprometidos con el desarrollo de Puerto Bolívar».