La inestabilidad jurídica inquieta a socios comerciales

0
152
Las Cámaras Binacionales se unen al rechazo de la tasa a las importaciones. Creen que esta medida impactará en la exportación y nuevas inversiones.
Las Cámaras Binacionales se unen al rechazo de la tasa a las importaciones. Creen que esta medida impactará en la exportación y nuevas inversiones.

Han estado alejados del debate público, pero no por eso son indiferentes. Los representantes de las cámaras binacionales de comercio de Ecuador aún estudian el impacto que tendrá la nueva tasa de $ 0,10 que el país ha establecido como vía para contrarrestar el contrabando. Son claros en decir que esta medida es asimilada como “un nuevo impuesto” que podría afectar la seguridad jurídica del mercado, y con ello frenar las nuevas inversiones.

“En el momento en que las empresas no ven certidumbre jurídica en los temas económicos, los inversionistas buscan o prefieren otros mercados”, dice Milton Delgado, director de la Cámara de Comercio e Industrias Ecuatoriano-Colombiana, quien representa a unas 2.000 empresas del vecino país que operan en Ecuador. En su gremio, dice, se estudia la magnitud del efecto de esta medida que, aclara, no solo encarecerá las importaciones, sino que desestimulará la inversión que tanta falta le hace a Ecuador. Delgado menciona que esta tasa generará un incremento en el costo de materias primas, que hasta el momento se ha calculado entre un 8 y 10 % . Esto, menciona, sería suficiente para que las empresas pierdan rentabilidad y sean menos competitivas a nivel internacional.

José Antonio Hidalgo, presidente de la Cámara de Comercio Ecuatoriano-China, cuestiona que el país continúe en su intento de aplicar una política de proteccionismo a favor de la industria local, gravando al producto importado. No es la vía, dice, para que se generen nuevas inversiones que apoyen un incremento en las exportaciones que necesita el país para subsanar altos déficit comerciales que, en el caso del gigante asiático, llegan a los $ 2.000 millones. Una vía, dice, deben ser los acuerdos comerciales o estableciendo un plan que ayude al sector privado a atraer mayor inversión. Tal como lo han hecho otros países como Brasil. “Sería interesante que el sector público ayude a empresarios privados a presentar ofertas agrícolas de agroindustria a gran escala para que ellos perciban la inversión china que se requiere”. El año pasado, según el Banco Central del Ecuador, el país alcanzó $ 754 millones en inversión extranjera directa, muy por debajo de los $ 1.500 millones y más que logran conseguir otros países de la región como Colombia o Perú.

Los representantes de la Cámara Ecuatoriano-Americana dicen estar también preocupados por las medidas que no demuestran apertura económica. María Antonieta Reyes, su directora ejecutiva, señala que en estos momentos (en los que Ecuador espera que EE. UU. le renueve los beneficios arancelarios del SGP) “es necesario manejar un discurso coherente para lograr mayor exportación e inversión… y cumplir con las normas de la OMC y los acuerdos internacionales que tenemos vigentes”.

El riesgo de tomar medidas comerciales de forma unilateral, concuerdan los representantes de estos gremios, es que se genere una suerte de reciprocidad de países afectados.

Rechazan la medida de revocatoria

El recurso de revocatoria que las Cámaras de la Producción presentaron en contra de la decisión judicial, que negó medidas cautelares para suspender la tasa de control aduanero, fue negada. Así lo informó ayer la Cámara de Comercio de Guayaquil, ente que dijo estar analizando nuevas acciones legales en contra de este cobro.