Está en el país la toxina que mata al camarón

0
451
El Oro. Son las bajas temperaturas las que afectan, no el EMS, dicen. (Guillermo Lizarzaburo / Expreso)
El Oro. Son las bajas temperaturas las que afectan, no el EMS, dicen. (Guillermo Lizarzaburo / Expreso)

Acuicultores asocian el problema al Síndrome de Mortalidad Temprana. La plaga causó debacle en varios países de Asia.

Siempre se habló en Ecuador de ese fantasma malicioso que atormentaba (y aún atormenta) a los camaroneros de Asia y que llegó a provocar la muerte de hasta el 70 % de los crustáceos en las piscinas. Se decía de la importancia de prevenir para evitar un impacto mayor aquí, luego de la experiencia con el virus de mancha blanca (desde fines de 1998), del síndrome de Taura y las Gaviotas.

Hasta hace un mes y medio el complejo problema había sido descartado por la ministra de Acuacultura y Pesca (MAP), Katuska Drouet, y la Cámara Nacional de Acuacultura, esta de manera informal.

Ayer este Diario le envió un petitorio sobre el tema al departamento de comunicación del MAP, pero hasta las 18:00 no recibimos respuesta.

Pero los mismos acuicultores que allá por el 98 denunciaron la presencia del White Spot o mancha blanca, hoy asumen una nueva realidad: que el Síndrome de Mortalidad Temprana (EMS) no es un fantasma, que está aquí y que es el responsable de la muerte de camarones en laboratorios de Santa Elena, y que ha trepado la larva de 2 a 2,80 y 3 dólares el millar.

¿Relacionan el problema actual con el EMS?, le preguntó Diario EXPRESO a Rubén Gómez, un experto acuicultor. “Eso lo maneja la Cámara, y en ocasiones ha sido muy hermética, pero en los análisis que se han mandado a hacer en el exterior y en diagnósticos locales sale positivo el EMS”, contestó.

Robert Vera, otro experto en producción de camarón, lo da por hecho también (ver entrevista adjunta), al igual que diversos estudiosos.

Extraoficialmente la Cámara de Acuacultura insiste en que el problema de los laboratorios de Santa Elena, donde se presentan las mortalidades, se debe a un asunto de bioseguridad que se está corrigiendo una vez que se hacen las modificaciones. Y “han comenzado a salir con mejores corridas”. “No se puede decir que Ecuador tiene un problema y generalizar”.

Pero al hablar del EMS, señala que ese es un tema “que solo lo puede tocar la autoridad competente, porque al tratarse de una patología de declaración obligatoria, cualquier actor que mencione el tema no tiene el peso de la declaración oficial. El único que puede ponerle nombre y apellido es la autoridad sanitaria nacional”.

Cualquier problema del sector es de competencia nacional. El camarón es la segunda fuente de ingresos no petroleros del Ecuador. Sus $ 2.231 millones en exportación representaron de enero a septiembre de 2017 el 24,6 % del total. Genera casi cien mil empleos directos.