Indemnizar al Estado, obligación de corruptos

0
582
Se debe recuperar el dinero robado, según la oposición. Plantean mayores controles.
Se debe recuperar el dinero robado, según la oposición. Plantean mayores controles.

Indemnizar al Estado por los perjuicios de la corrupción. Es una obligación. El Código Orgánico Integral Penal (COIP) plantea reparar los daños ocasionados por la infracción.

No se trata solo de detener a los corruptos o devolver lo robado, sino de indemnizar al Estado, dice Eduardo Carmigniani en un editorial de este Diario publicado en días pasados.

En la misma línea está el proyecto de reformas al COIP que presentó Ángel Gende, del Bloque de Integración Nacional. Él propone recuperar los recursos robados por actos de corrupción. Es decir, que el corrupto devuelva el dinero al Estado. Además, incluye la llamada ‘muerte civil’ para el funcionario corrupto. Eso significa que ese servidor nunca más ocupe cargos públicos, manifestó a este Diario.

Pero la devolución de los recursos en estos casos ya está contemplada en el COIP. El constitucionalista guayaquileño Jorge Zavala explica que el Código Orgánico obliga al juez a ordenar la reparación integral de los daños. “Se dictan medidas cautelares para asegurar los recursos, se rematan los bienes secuestrados y se recupera el dinero”, subraya.

¿Pero faltan leyes para atacar la corrupción? No existe una ley específica bajo el título anticorrupción. Sin embargo, hay sanciones en varias normas locales. Por ejemplo, el COIP condena el enriquecimiento ilícito, el lavado de activos, el cohecho, el peculado y la delincuencia organizada. Las penas van de tres a 13 años de reclusión.

Adicionalmente, está la Unidad de Análisis Financiero contra el Lavado de Activos. También la Ley de la Contratación Pública y la de la Contraloría ponen freno a estos casos, al menos en el papel. Pero la Contraloría quedó ‘coja’ con la aprobación de las enmiendas constitucionales, en 2015. Desde entonces ya no hace auditorías de gestión que podían alertar sobre actos de corrupción.

La oposición dice que el caldo de cultivo de la corrupción está en el aparataje constitucional que ha propiciado el abuso de poder y la falta de independencia de las funciones.

Henry Cucalón, coordinador del bloque del Partido Social Cristiano-Madera de Guerrero (PSC-MG), explica a EXPRESO que la falla neurálgica está en la Función Judicial. “No hizo su trabajo. Los fiscales y jueces auparon y alcahuetearon la corrupción”, recalca.