Régimen plantea devaluación fiscal para ayudar al exportador

0
542

El Gobierno anunció que recurrirá a la devaluación fiscal para mejorar la productividad y competitividad en las empresas, con el fin de reactivar la economía nacional. Según el ministro de Finanzas, Carlos de la Torre, esta política buscará abaratar costos de producción para las empresas generadoras de empleo y de divisas para el país.

“Son medidas totalmente innovadoras, a aplicarse en una economía dolarizada que opera de una forma muy distinta a las economías convencionales (…) Todo esto, con el tino necesario para asegurar la sostenibilidad fiscal”, dijo De la Torre.

Una devaluación fiscal es una opción que se ha tomado en países como España, que no tiene moneda propia. Ese país aplicó una política similar en el 2014 para enfrentar su crisis económica y ante la imposibilidad de devaluar el euro. Luis Espinosa Goded, catedrático de economía de la Universidad San Francisco de Quito, explica que este tipo de medidas busca el mismo efecto de una devaluación monetaria o devaluación interna: reducir los costos de producción en las empresas, ser más competitivos y así aumentar las exportaciones. En el país ibérico, como recogió el diario El País en marzo del 2014, las medidas consistieron en rebajar los aportes sociales que pagan los empresarios y así ganar competitividad en el mercado internacional.

Con ello se buscaba generar dinamismo en las empresas para que contraten más personal y resolver el problema de los ‘parados’ o desempleados. La meta era generar 200 000 plazas al año.

En el caso de Ecuador, De la Torre anunció que está en análisis reducir el aporte patronal de las empleadores al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS). Esa parte del pago la asumiría el Fisco, con el fin de dinamizar a las compañías, aunque no explicó cómo se financiará.

Fuente: El Comercio