El diálogo con todos los sectores es una de las promesas de Lenin Moreno

0
388

Los mismos actores pero con una promesa de cambio en el estilo. Lenín Moreno Garcés asume hoy la presidencia de la República y se convierte en el mandatario número 44 del Ecuador. Lo hace luego de diez años de Gobierno de Rafael Correa y de la hegemonía de un solo movimiento político, Alianza PAIS, que mantendrá el poder, al menos, por cuatro años más. Algo inédito en la historia reciente del país.

Esa estabilidad democrática, luego de una década (1996-2006) en la que hubo siete presidentes, se ha logrado, para los detractores del Gobierno saliente, por el estilo confrontador e intolerante de Correa.

Y, el cambio de estilo es justamente una de las cartas de presentación con las que regresó Moreno

“Vengo con la mano tendida para todos los ecuatorianos que quieran dialogar, que quieran hacer acuerdos, que tengan como principal eje en su mente los grandes objetivos nacionales”, dijo el pasado 27 de septiembre.

Ya como presidente electo, reveló algunas de sus posturas, por ejemplo, en política exterior. En Colombia anunció que su Gobierno irá construyendo un ‘estilo a la ecuatoriana’, al ser consultado sobre si seguirá en la línea del socialismo del siglo XXI.

“Todo tiene su tiempo: lo tuvo el socialismo del siglo pasado en el que se construía una práctica con base en la ideología. El del siglo XXI también. Pero ahora viene una nueva época, por lo menos, para Ecuador”, aseguró a los medios internacionales.

En las últimas semanas, previo a asumir la presidencia, mantuvo reuniones con representantes de la banca y la Iglesia, sectores con los que su antecesor mantuvo una relación marcada por la tensión. También con la cúpula de la Policía y las Fuerzas Armadas a las que ofreció fortalecimiento institucional.

Expreso