El panorama inversionista está ajustado

0
305
100 dollars

A Ecuador le hace falta multiplicar por siete los 744 millones de dólares que recibió en inversión extranjera directa para llegar a los estándares. Lo ideal es que un país reciba entre un 4 o un 5 % de su Producto Interno Bruto y aquí esa cifra es del 0,7 %. Falta mucho, al menos en cifras, y esa brecha se duplicó en el último año.

En 2016 los capitales extranjeros dejaron en proyectos nacionales 744,04 millones de dólares, pero el año anterior esa cifra era casi el doble: 1.322 millones de dólares. Hasta el sector más seductor para los inversionistas, el de minería, vio cómo se reducía el flujo de capital foráneo recibido en 80 millones. De casi $ 560 millones a casi $ 480 millones.

Un panorama que no será fácil de revertir en 2017, con el riesgo país al alza desde la segunda vuelta electoral -ya va por 730 puntos- y con la denuncia de impago de la petrolera Schlumberger por más de 18 meses que acumula una deuda de casi 1.160 millones de dólares.

Aunque ese retroceso en la llegada de capitales de 2016 en realidad refleja más un estancamiento que un deterioro, ya que el 2015 fue un año excepcionalmente bueno para Ecuador en inversión extranjera directa. De modo que las cifras del Banco Central de Ecuador para 2016 están al nivel de lo recibido en 2013 y 2014.

Expreso