Supermercados de Ecuador tienen 30 días para firmar contratos con proveedores

0
485
QUITO. Los funcionarios Ricardo Freire (i), Danilo Silva y Marcelo Ortega en una rueda de prensa en la Superintendencia de Control del Poder de Mercado. Estuardo Vera
QUITO. Los funcionarios Ricardo Freire (i), Danilo Silva y Marcelo Ortega en una rueda de prensa en la Superintendencia de Control del Poder de Mercado. Estuardo Vera

Las grandes cadenas comerciales del país tienen 30 días para celebrar contratos legales con sus proveedores, de acuerdo con varias resoluciones tomadas por parte de la Superintendencia de Control del Poder de Mercado (SCPM).

El ente de control anunció ayer una serie de medidas correctivas. El presidente de la Comisión de Resolución de Primera Instancia (CRPI), Marcelo Ortega, informó que, entre otras acciones, las cadenas deberán cumplir un cronograma de pagos que va de 15 a 51 días, dependiendo de los montos a pagar. Adicionalmente, se estableció que no se podrá pedir a los proveedores que les entreguen productos de la marca de la cadena, si no se ha firmado un contrato independiente al de la provisión del producto.

Según Ortega, los mencionados operadores económicos habrían incurrido en una conducta prohibida establecida en la Ley Orgánica de Regulación y Control del Poder de Mercado (LORCPM) y explicó que en el artículo 10 se prohíbe las conductas de abuso de poder de mercado en situación de dependencia económica.

Sin embargo, esta conducta no está tipificada como una infracción, por lo que –dijo– no se están aplicando sanciones, sino medidas correctivas.

También deben realizar capacitaciones a proveedores sobre la Ley de Control del Poder de Mercado y su reglamento. Queda prohibido la finalización de sus contratos sin una razón justificada que deberá ser autorizada por la SCPM.

Finalmente, la Intendencia de Investigación de Abuso de Poder de Mercado, Acuerdos y Prácticas Restrictivas, deberá realizar el seguimiento de cumplimiento de las medidas correctivas y presentar un informe al respecto en el tiempo en que se estipula en las resoluciones correspondientes.

Ortega informó que la Superintendencia inició de oficio la investigación y que dentro de los hallazgos se encontró que la relación de las cadenas con sus proveedores era bastante informal. Además comentó que los pagos se hacían sin una periodicidad definida, lo que podía afectar, sobre todo, a los proveedores pequeños que no tienen gran flujo de liquidez.

 

Fuente: El Universo