Issfa: entre problemas de liquidez y la deuda del Estado

0
646
REALIDAD. La entidad viene acarreando una larga puja contra el Estado.
REALIDAD. La entidad viene acarreando una larga puja contra el Estado.

A febrero de este año, la deuda del Estado con el Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas (Issfa) ascendía a 407,99 millones de dólares. El patrimonio de la institución está constituido por los aportes de los sueldos de los militares activos, por las aportaciones patronales del Ministerio de Defensa y las asignaciones que anualmente son parte del Presupuesto General del Estado. Precisamente los pagos atrasados de estas dos últimas fuentes son las que configuran la deuda.

El Issfa, también hasta el mes pasado, mantenía una cuenta por cobrar al Estado de 267,8 millones. Además, mantiene otra cuenta por cobrar por aportaciones patronales no transferidas por el Ministerio de Defensa de 140,19 millones.

Estas deudas representan, en conjunto, el 23% de todos los activos del Isffa, siendo el segundo activo más fuerte, detrás de los créditos afiliados, que representa el 47%.

A finales de enero transcendió la intención del Gobierno de pagar la deuda con bonos a 8, 12 y 18 años plazo. Así lo refirió el delegado de los oficiales en servicio pasivo en el Consejo del Issfa, Wagner Bravo. ”El Instituto necesita liquidez, pues los 400 millones permiten pagar prestaciones de retiro, de salud, de mortuoria, de cesantía y las demás prestaciones”, comentó.

 

Historia reciente

La falta de liquidez provocó que hasta el 22 de marzo estuvieran suspendidas las concesiones de todos los tipos de créditos quirografarios y prendarios que ofrece el Issfa. El día anterior, el Ministerio de Defensa transfirió al Issfa 15 millones para ese efecto.

Sin embrago, Bravo manifestó que esto no soluciona los problemas de liquidez del seguro militar. “Se necesitan por lo menos 35 millones mensuales para cumplir con la demanda de créditos que tiene el Issfa. Además, todavía no hay soluciones concretas para el tema de la deuda estatal de más de 400 millones”, afirmó.

Esa no fue la primera vez que se suspende la concesión de créditos. Durante 2016 en varias ocasiones los problemas de liquidez obligaron a esta institución a tomar medidas similares. No solo que en los últimos años en múltiples ocasiones se ha suspendido la entrega, sino que el número y el monto total han ido bajando. En 2014, el Issfa adjudicó 46.650 préstamos, entre quirografarios y prendarios, por valor de 400 millones. En 2015 la concesión bajó un 5% hasta las 43.968 operaciones por valor de 390 millones. Pero en 2016 la reducción se disparó y llegó al 34%, con lo que se adjudicaron 34.479 operaciones de crédito por valor de 258 millones.

A la baja, y en ocasiones nula concesión de créditos, se suma las demoras en la adjudicación de los mismos. Este es el caso de Franklin Montero, oficial en servicio activo que, a pesar de tener un crédito quirografario de necesidades apremiantes aprobado y firmado, ha pasado más de un mes y no le depositan los valores. “Realicé los trámites el 16 de febrero de este año y me dijeron que en máximo tres días me depositaban, pero hasta hoy, y a pesar de haber presentado una queja por escrito, no me dan ninguna solución”, afirma. (JS)

 

El Dato

En la página institucional del Issfa no se registra ningún crédito entregado entre enero y febrero.

 

Fuente: La Hora