El negocio petrolero suma retrasos y dudas

0
467
La Contraloría observó el contrato entre Petroamazonas y Schlumberger. La estatal aún procesa las recomendaciones.
La Contraloría observó el contrato entre Petroamazonas y Schlumberger. La estatal aún procesa las recomendaciones.

No es el mejor momento. Las cuentas de la petrolera estatal Petroamazonas tienen algunas cifras en rojo. A las facturas por pagar atrasadas con Schlumberger, que superan los 1.100 millones de dólares, se suman compromisos impagos con otras empresas e incluso recomendaciones de Contraloría que todavía no se cumplen.

La Contraloría General, en 2016, presentó un informe sobre la negociación del campo Auca con la petrolera Schlumberger. El contrato, suscrito el 14 de diciembre de 2015, permitía que la francesa preste “servicios específicos” en el bloque petrolero de la Amazonía. El vicepresidente y candidato a la reelección por PAIS, Jorge Glas, suscribió el acuerdo que incluía una inversión de 4.900 millones de dólares y una entrega anticipada de 1.000 millones de Schlumberger al país.

Según la Contraloría, el contrato no contempló varios pasos previos. El ente de control, por ejemplo, no pudo verificar los parámetros técnicos mínimos porque, resalta el documento al que accedió EXPRESO, Petroamazonas no estableció esos requerimientos antes de firmar el acuerdo.

Lo mismo pasó en la determinación de parámetros financieros. Contraloría no encontró documentación que respalde las características previas que buscaba el Ecuador para la prestación de servicios.

El otro lado tampoco propuso. El informe asegura que “no se evidenció una propuesta técnica y económica presentada por Schlumberger Ecuador”.

La lista de conclusiones muestra, además, que el Comité de Contratos y el Directorio de Petroamazonas no aprobaron una Carta de Intención “con las debidas justificaciones técnicas y económicas”. Esto porque, según la explicación gubernamental, fue el Ministerio Coordinador de Sectores Estratégicos el que negoció con la transnacional. Rafael Poveda era el titular del ministerio en la fecha de la negociación.

La Contraloría recomendó que el ministerio difunda las condiciones negociadas porque, según el informe, ni Petroamazonas tuvo datos de lo pactado.

También hubo observaciones para Petroamazonas. A enero de 2017, el cumplimiento de las cinco recomendaciones estaba “en proceso”. Entre las sugerencias estaba, por ejemplo, fijar términos de referencia en las contrataciones directas. Algo que no se cumplió.

EXPRESO consultó con la estatal sobre el alcance del informe de Contraloría y por qué no se incluyó documentación previa. Hasta el cierre de esta edición, sin embargo, no hubo una respuesta de la petrolera.

 

Deuda con empresas locales

El Estado tiene una deuda con Schlumberger por más de 1.100 millones de dólares, según datos de la empresa francesa. Ese monto, sin embargo, no es el único. Prestadores de servicios petroleros del país también tienen saldos incumplidos.

Eduardo López, CEO de Sertecpet, explicó que hay retrasos por, al menos, 15 millones de dólares. Petroamazonas es la deudora que, a criterio de López, comenzó a pagar y tiene la voluntad para ponerse al día.

Sertecpet también tiene una factura de Río Napo, en liquidación, por cinco millones.

EXPRESO pidió un consolidado de deuda a Petroamazonas, pero no obtuvo respuesta.

 

Fuente: Diario Expreso