Una ruta que mueve al país

0
380
Recorrido. Lucas Ayoví llegó hasta la boya 39 desde donde empezará el dragado de la parte más de la barra interna del canal de acceso a las terminales marítimas de la ciudad. (Christian Vásconez / Expreso)
Recorrido. Lucas Ayoví llegó hasta la boya 39 desde donde empezará el dragado de la parte más de la barra interna del canal de acceso a las terminales marítimas de la ciudad. (Christian Vásconez / Expreso)

Es una ruta de contrastes inimaginable. Altos y verdes manglares, una vista impresionante de la isla Trinitaria, pescadores y cangrejeros, navegantes en botes a motor y canoas a remo, camaroneras, gabarras y, sobre todo, inmensos buques que traen todo lo que Ecuador compra y todo lo que Ecuador vende.

Así son los 90 kilómetros de un canal que empieza frente a Posorja y que termina en el corazón de la isla Trinitaria, en el Guasmo o la ría de Guayaquil.

Donde los buques cargan y descargan desde un alfiler, hasta la soya con la que se fabrica el alimento para los pollos, los cerdos y los pavos, las resinas para que la industria produzca fundas o tubos, los televisores, las medicinas, los lentes, las telas o la ropa confeccionada, los relojes, los perfumes…

Ayer, en una pleamar que creaba el efecto visual de un enorme círculo lleno de agua y rodeado de manglares, Lucas Ayoví navegó a 22 nudos (50 kilómetros por hora) con el equipo de Diario EXPRESO desde la Trinitaria, donde anidan tres puertos, uno de ellos de los más eficientes de la región, hasta la boya 39, donde están las áreas más bajas de este inmenso canal y que el Municipio ha dispuesto dragar para ahondarlo de 8 metros o menos de profundidad actual, hasta 11 metros en bajamar. Hay 11 empresas interesadas, dos nacionales y 9 internacionales, de China, Bélgica, Holanda, Dinamarca y Estados Unidos.

Y aunque algunos barcos, los más grandes o con mayor peso, deben esperar la marea para entrar, la avenida marítima no deja de ser transitada.

Canoas a remo llevando a los cangrejos, lanchas con alimento o provisiones para las camaroneras del Golfo, o gabarras con camiones cargados del mejor camarón del mundo toman esa ruta para dar vida a ese negocio llamado acuacultura y pesca.

La ruta es calmada, como dicen, “abrigada”, porque no la golpean y porque hasta las lanchas pequeñas y livianas, como la de Lucas Ayoví, no sufren en el trayecto en esta “barra interna del canal” (en el estero Salado), por donde también los aficionados a la pesca o a la navegación llegan hasta los muelles de la ciudadela Puerto Azul o al parque acuático de Chongón en la vía a la costa.

Por esa ruta, de grandes camaroneras y que rodea de agua a una parte del suburbio de Guayaquil se mueve el 85 % de la carga que Ecuador importa y exporta, excluyendo el petróleo.

A noviembre del año pasado serían 22.000 millones de dólares, de los $ 29.250 millones que generó el comercio exterior incluyendo el petróleo crudo, los combustibles y lubricantes.

Ese ancho canal, la arteria principal del comercio ecuatoriano, es la herramienta con la cual se puede ganar más competitividad, pues traer barcos más llenos disminuirá los costos operativos puesto que el transporte marítimo es el más barato del mundo. Y en una coyuntura en donde los grandes grupos navieros quieren ahorrar costos, esta es un arma con la cual se llega al corazón mismo de la ciudad más comercial e industrial del Ecuador.

Profundizar el canal

El dragado

El Municipio hará un concurso internacional distinto a los anteriores. Los inscritos podrán presentar proyectos donde incluirán valor de la tasa antes del concurso.

Beneficios

La empresa ganadora del concurso podrá acogerse a los beneficios que presenta la Ley de Alianzas Público Privada, aprobada durante este Gobierno.

Administración

El ganador de la licitación no solo profundizará en canal de acceso, incluida la roca de Los Goles, sino que se encargará de cobrar la tasa a los buques.

También el río

El canal de acceso ubicado en el río Guayas también será dragado. Allí se encuentran la mayoría de los terminales especializados en graneles.

El ingreso de los buques

Con capitanes locales al mando.
Con capitanes locales al mando.

Cerca de la boya 67 está lo que se llama cuarentena, donde las embarcaciones esperan su turno para arribar a los muelles privados y estatales de la ciudad. Ayer estaban allí cuatro buques graneleros. El Gearbulk, Amalie y el Monrovia de GHS Shipping eran los principales.

Las embarcaciones no llegan al mando de sus capitanes de origen. Desde la boya de mar (frente a Posorja) o barra externa del canal, el mando lo toman los prácticos ecuatorianos, que son navegantes que conocen muy bien el canal de ingreso, donde hay todavía zonas bajas que pueden afectar a las embarcaciones.

Gabarras

Es la ruta hacia las camaroneras.
Es la ruta hacia las camaroneras.

Las gabarras son las usuarias constantes del canal interno de acceso a los puertos de la ciudad. Salen desde Guayaquil hasta las camaroneras ubicadas en el Golfo, donde se asientan los grupos más importantes de producción y exportación de crustáceos.

Estas embarcaciones especiales no solo llevan alimento y otros insumos para camarones, llevan también alimento y otro tipo de provisiones para los trabajadores de las piscinas de cría en cautiverio, así como camiones cargados con camarón congelado. También llevan pasajeros que se quedan semanas trabajando en la isla y que salen luego a sus hogares.

Contecon / Andipuerto

Cruceros y cargueros estatales.
Cruceros y cargueros estatales.

No solo buques de carga llegan a los puertos, también lo hacen cruceros, como el Seven Seas Mariner (Nassau) que estaba anclado ayer en Guayaquil. Ayer, al mediodía, al mismo tiempo descargaban en los muelles de Contecon (Concesionaria del puerto estatal Libertador Simón Bolívar) Maestro Refeers y el Nordic Stralsund. En Andipuerto (estatal administrado por una empresa privada), el Star Spirit. El año pasado esas terminales movieron 12’095.794 toneladas métricas, la mayoría de importación: 6’178.290 según las estadísticas de la Autoridad Portuaria de Guayaquil (APG). La carga en contenedores de la más importante, 9’507.270 toneladas.

TPG

La eficiencia manda en Trinitaria.
La eficiencia manda en Trinitaria.

La terminal marítima TPG (Terminal Portuario de Guayaquil) es la primera antes de llegar hasta Trinipuerto (especializado en granos como maíz, soya, sorgo, arroz) y Dole (Bananapuerto). TPG está considerado no solo el más eficiente de Guayaquil, sino uno de los mejores de la región, por su habilidad en el manejo de contenedores (contenedores descargados por hora). En los últimos años la empresa ha realizado inversiones, justamente para que puedan atracar más buques. Su frente de atraque es de 12 metros de profundidad, esto es, 14 metros en marea alta.

Fuente: Diario Expreso