La OPEP extrajo 221.000 barriles menos

0
320
El temor al regreso del esquisto abarató ayer la cotización del petróleo.
El temor al regreso del esquisto abarató ayer la cotización del petróleo.

La OPEP redujo en diciembre pasado su bombeo en 220.900 barriles diarios para aplicar el recorte que pactó con otros productores ajenos al grupo para retirar del mercado más de 1,7 millones de barriles diarios (mb/d) y apuntalar así los precios del petróleo.

En el acuerdo, ratificado en diciembre en Viena, los 13 países de la OPEP se comprometieron a reducir su bombeo en los primeros seis meses del año 2017 en 1,2 millones de barriles diarios (mb/d), con Arabia Saudí aceptando gran parte de la reducción.

Otros once países productores ajenos al grupo -como Rusia, México o Kazajistán- se unieron al recorte y pactaron sacar del mercado 558.000 barriles adicionales, por lo que en total se reducirá el bombeo en 1,758 mb/d.

Si en noviembre los socios de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) produjeron de media 33,305 mb/d, esa cifra se redujo a 33,085 mb/d en diciembre, según el informe mensual del grupo difundido ayer.

El objetivo es bombear de media 32,5 mb/d en la primera mitad de 2017, 585.000 barriles diarios menos de lo producido en diciembre. Y conseguir con ello apuntalar los precios del crudo que no terminan de dispararse al alza.

Con un gran inicio de año, alcanzando máximos, el impulso se ha ido desinflando a medida que resurgía la sombra del petróleo de esquisto.

Ayer, como muestra, el crudo bajó un 2,67 %, cediendo 1,40 dólares hasta cerrar en 51,08 dólares por barril. Un petróleo alcista favorece la explotación de petróleo de esquisto que, al ser más costoso de extraer, solo es rentable cuando la cotización petrolera sube. De darse la recuperación de producción de esquisto, se neutralizarían los beneficios de la rebaja de la oferta de la Opep y otros exportadores.

El informe mensual de enero de la OPEP, elaborado con datos de diciembre, no incluye cifras de enero sobre el cumplimiento del pacto.

Fuente: Diario Expreso