Licores europeos ya empezaron a bajar de precio en Ecuador

0
452
QUITO. En el local Edca Company las botellas de whisky –del stock existente– se venden a 10 dólares menos que antes.
QUITO. En el local Edca Company las botellas de whisky –del stock existente– se venden a 10 dólares menos que antes.

Aún no se importan de Europa los primeros licores con cero arancel que contempla el acuerdo con la Unión Europea (UE) y en Ecuador ya se venden a menos precio las botellas que hay en stock. Este es un primer efecto en el mercado licorero en el país, pues este producto y los insumos para la agricultura (urea, fertilizantes) son los de desgravación inmediata: desde el 1 de enero de 2017 entran sin pagar aranceles.

La primera semana del año fue corta y ninguna empresa aún ha desaduanizado licores europeos, indica el presidente de la Asociación de Importadores de Licores y principal de la empresa Vinesa, Felipe Cordovez. Pero los precios han comenzado a bajar, pues lo que se busca es salir del actual stock: “En comparación con los precios de diciembre de 2015, en diciembre de 2016 hubo una reducción de un 30%”.

En el local de Edca Company, de propiedad del presidente de la Asociación de Distribuidores, Eddy Castillo, se aprecia la baja de entre el 11% y el 27%. Una botella de whisky escocés Ballantines costaba en noviembre $ 42 y en diciembre se vendió en $ 32; un Something Special bajó de $ 55 a $ 42; el Johnnie Rojo de $ 58 a $ 48 y el Johnnie Negro de $ 85 a $ 75. Explica que la reducción también se nota en los supermercados y otras cadenas comerciales.

Y cuando ingrese el licor en las nuevas condiciones bajarán más, en eso coinciden ambos. Una botella de Johnnie Rojo podría llegar a $ 26, estima Castillo aunque considera que esos precios aún no serán totalmente equiparables a los de Colombia o Perú, especialmente por las salvaguardias.

Para Cordovez, la baja será del 25% al 50%. No es una desgravación uniforme por la estructura del impuesto ecuatoriano que tiene que ver con el grado alcohólico. Por ello dice que los licores que más bajarán de precio son justamente los de mayor grado.

En las licoreras no se siente esa baja. En Full Delicatessen, Sebastián Wasco explica que en su local no han cambiado los precios, y que la venta del 31 de diciembre estuvo baja. Asegura que los distribuidores no les han comentado sobre la posible reducción de precios.

En un local de La Cigarra también se mantienen, aunque se anuncian promociones de disminución del 10%.

Al ser consultado si esto podría generar problemas a los productores nacionales de esas bebidas, Cordovez explica que los importadores no pretenden perjudicar a los industriales nacionales, sino más bien ganar mercado al contrabando.

Ricardo Guevara, productor de la marca John Morris, dice que existe un riesgo de que los clientes empiecen a comprar el producto importado, pero que el producto nacional es igual de bueno, pues se hace con las materias primas importadas, con el plus que genera empleo en el país. Piensa que se harán promociones y se buscará aplicar estrategias competitivas.

Su preocupación está en otro tema, en el Código de la Salud que se estuvo discutiendo en la Comisión del ramo de la Asamblea en los últimos días de diciembre. En dicho proyecto, se establecen mayores controles para la propaganda de licor. “Por un lado nos dan la posibilidad de mejorar la actividad económica con el Acuerdo con la UE, pero por otro nos restringen más la promoción”.

En el Código hay una sección para la restricción y control de bebidas alcohólicas, entre las que se encuentran la regulación de publicidad, promoción y auspicio. Se prohíbe, por ejemplo, la oferta gratuita con fines de promoción. (I)

Productos Acuerdo comercial

Desgravación
El Ministerio de Comercio Exterior indica que el 92% de los productos que llegan de Europa ya ingresan con 0% de arancel.

Autos
El acuerdo establece que los vehículos europeos de menos de diez pasajeros ingresarán al país sin arancel en siete años, mientras se produce una desgravación gradual de 5% cada año.

Medicamentos
Habrá una eliminación de aranceles de entre cinco y diez años en medicamentos, dependiendo del producto.

Fuente: El Universo