El 17 % de microempresas del país tiene página web

0
389
Los pequeños negocios tienen varios desafíos pendientes para proyectarse un mejor crecimiento. El 47 % de las firmas de la región no llega a 10 años de vida.
Los pequeños negocios tienen varios desafíos pendientes para proyectarse un mejor crecimiento. El 47 % de las firmas de la región no llega a 10 años de vida.

Caminan a la par de otros países de la región, pero quieren llegar a ser grandes. Pero para ello, la microempresa ecuatoriana sabe que tiene una larga lista de pendientes que le ayuden a desarrollar su real potencial de producción.

Si bien este grupo de empresas cuenta con buena infraestructura y servicios básicos como agua y electricidad, con una cobertura que incluso llega al 99 %, aún le hace falta trabajar en la eficiencia de sus operaciones, en temas de innovación y productividad. En el país, el 87 % de estos pequeños negocios dijo tener acceso a celular, pero apenas un 23 % utiliza la banca electrónica o el 17 % dispone de una página web para difundir sus productos o estar en contacto con sus clientes.

Los datos se desprenden de una encuesta que a nivel regional aplicó Faedpyme en 7.700 microempresas de 7 países de la región, incluyendo a Ecuador. La idea de este estudio era tener un mayor enfoque de estos pequeños negocios que llegan a conformar el 90 % del sector empresarial en Latinoamérica. No obstante, con un nivel de desarrollo y vida que en algunos casos es mínimo o llega a estancarse. El 53 % de las microempresas se considera madura, al sobrepasar la edad de 10 años.

Wilson Araque sostiene que esto en parte se debe a la ausencia de estímulos por parte del sector público y la oferta de servicios financieros y no financieros (capacitación y asesoría) para motivar mejores condiciones para su crecimiento.

Araque es coordinador del Observatorio de la Pyme de la Universidad Andina Simón Bolívar, una de las 5 instituciones del país que forma parte de Faedpyme, la red de investigación que se encargó de recoger las muestras para esta encuesta. A criterio de Araque, el nivel de formación que tienen los propietarios de estos negocios (el 45 % tiene preparación académica o técnica) les permitiría asimilar capacitaciones y asesorías para potenciar la competitividad de sus empresas. Eso, dice, es algo que hay que aprovechar. “Sobre todo porque son personas que tienen una visión positiva, que les gustaría progresar”.

En el país, se estima, las pequeñas y medianas empresas están generando el 60 % de las plazas de empleo. De ahí su importancia, dice el experto, para preocuparse porque este sector mejore sus condiciones para producir de mejor forma para abastecer al mercado interno y externo. Más aún cuando Ecuador, a través de un convenio, ahora tendrá la posibilidad de explotar mercados como el europeo, adonde va la mayoría de los productos que generan las Pymes.

Fuente: Diario Expreso