Licores importados de la UE bajarían hasta a la mitad

0
348
REALIDAD. Los licores han sido de los productos que más carga impositiva han recibido en los últimos tiempos.

Una vez vigente el acuerdo comercial con la Unión Europea (UE), varios productos ecuatorianos podrán ingresar al país sin pagar aranceles, entre ellos, las bebidas alcohólicas. Este producto paga un arancel mixto, de 1% más 0,25 centavos por grado alcohólico.

Esto significaría un menor costo para las distribuidoras que, a su vez, podrían revisar sus precios de venta. Entonces, ¿bajarán también los precios de venta al consumidor? “Sería lo lógico”, dijo Marianne Van Steen, delegada de la Unión Europea en Ecuador en declaraciones para este Diario. “Si los precios no cambian no será por la Unión Europea”, agregó.

Según la delegada, una botella de vino italiano puede costar entre 5 y 10 dólares en el mercado europeo, incluso 20 dólares un vino francés. El precio puede variar dependiendo de la calidad y la marca.

Para los importadores de licor, la respuesta es clara. “Los licores bajarían entre el 30% y el 50%, desde el primero de enero”, dijo a La Hora Felipe Cordovez, titular de la Asociación de Importadoras de Licores.

Actualmente, una botella que en cualquier país de la UE cueste unos 5 dólares, en Ecuador puede llegar hasta a 40 dólares. Si restamos el pago de aranceles, explica Cordovez, “una botella que en la UE cueste 5 dólares, por ejemplo, acá costaría unos 15 dólares”. Y esta es una buena noticia para el sector, agrega el empresario, pues permitirá al licor europeo recuperar un mercado que comenzó a perder desde 2012, año en que los precios comenzaron a subir hasta en un 400%, según sus cifras.

Con esto se daría una ventaja a las distribuidoras de licores locales, que ven afectadas sus ventas por el contrabando de licor desde Colombia y Perú, donde el precio por botella es inferior al nacional. “Lo positivo es que muchas empresas legales van a poder competir con el contrabando y subir las ventas. El contrabando es nuestro principal problema”, dice.

Actualmente, el producto europeo no representa ni el 10% del licor que se importa al país, asegura, pero la demanda todavía existe. “Una pequeña parte de los consumidores se volcaron a los productos de fabricación nacional, mientras que la parte más grande buscó el producto en las tiendas libres de impuestos de los aeropuertos (Duty Free)”, agrega.

La Federación de Distribuidores y Expendedores de Bebidas Alcohólicas coincide con las estimaciones anteriores. Su titular, Edy Castillo, asegura que los precios del licor europeo bajarían entre el 40% y 50% en caso de entrar en vigencia.

Respecto a la mercadería ya existente, que fue importada pagando aranceles, explica Castillo, tanto los distribuidores como los expendedores intentarán evacuar los productos, recurriendo a promociones.

“Se está dejando de comprar licor europeo para que no se acumule en bodegas y podamos vender todo, de tal forma que en enero podamos venderlo producto con el nuevo precio, sin salir a pérdida”, comentó.

Pero no todas son buenas noticias, Castillo asegura que los fabricantes nacionales de bebidas alcohólicas, que también son parte de la Federación, le han mostrado su preocupación por la posibilidad de que sus ventas bajen una vez que el licor europeo se venda al consumidor a un costo menor. (LGP)

Cifras

4 días han pasado desde que se firmó el acuerdo con la UE.

30% es el porcentaje mínimo que se prevé de rebaja en los precios.

400% de incremento en el costo registraron algunas bebidas alcohólicas.

Fuente: Diario La Hora