El Frente Unidos se quedó sin otro de sus integrantes

0
510
Frente. Mireya Cárdenas, presidenta y Abel Robles, miembro de Unidos. (René Fraga / Expreso)

Esperaban una sorpresa de Centro Democrático. Nunca confiaron demasiado en su “consistencia ideológica”.

Ahora que Jimmy Jairala, prefecto del Guayas, los dejó para apostar por Paco Moncayo, del Acuerdo Nacional por el Cambio, lo expulsaron.

El Frente Unidos (FU) reaccionó de manera tardía y cuando el daño ya estaba hecho. Inicialmente, el FU estaba conformado por 16 organizaciones y hoy tiene 14. Las dos, que se marcharon y cerraron la puerta verde flex, son: Avanza y el movimiento de Jairala.

Para Diego Vintimilla, legislador del Partido Comunista, aliado al Gobierno e integrante de FU, la actitud de Jairala responde a un cálculo político, porque su ideología es de centro. “Siempre tomó con pinzas las decisiones de PAIS. Nuestra unidad está basada en principios y convicciones ideológicas”, comentó a EXPRESO.

La alianza de FU con el movimiento gubernamental aparentemente era sólida, al menos eso decía la secretaria ejecutiva de PAIS, Doris Soliz.

Para Mary Verduga, asambleísta del oficialismo por la provincia de Santo Domingo de los Tsáchilas, Jairala quería la vicepresidencia de la República para las próximas elecciones. “No se la dieron y por eso se fue con Moncayo. Él interpuso sus ambiciones personales. Estamos de acuerdo con la decisión del FU de expulsarle de la organización”, explicó a este Diario.

Ayer, el secretario de PAIS Óscar Bonilla, en rueda de prensa, dijo que la salida de Centro Democrático no les afectará electoralmente.

Fuente: Diario Expreso