Un 20 % de los locales nuevos en Ipiales son de ecuatorianos

0
601
Afluencia. De lunes a jueves en las calles de Ipiales se observa a muy pocos compradores. El viernes ya se ve más movimiento. Y el sábado y domingo es cuando se concentran las visitas de los ecuatorianos. (Christian Vásconez / Expreso)

La bonanza colombiana también es aprovechada por los ecuatorianos, quienes abren nuevos locales en Ipiales (Colombia).

Desde diciembre hasta septiembre de este año se han inaugurado 300 almacenes. De ese total, un 20 % de los dueños son de Ecuador. Así lo dice a Diario EXPRESO la Cámara de Comercio de Ipiales.

Un solo ejemplo permite palpar las razones que llevan a los ecuatorianos a invertir en Colombia. José Caicedo es quiteño, propietario de dos almacenes y una bodega en Ipiales. Su inversión en Colombia fue de unos $ 80.000. Él comparte su tiempo entre la ciudad colombiana y la capital ecuatoriana, donde vive su familia.

Aunque dista mucho el tener ganancias en dólares que en pesos colombianos, los ecuatorianos valoran más la cantidad de trámites que hay que hacer, los impuestos que se deben cancelar, la estabilidad normativa y la libertad. Es lo que indica un muy breve sondeo entre quienes invierten en el vecino país.

Caicedo explica que en Ecuador se paga un 150 % en aranceles. En Colombia por el TLC (Tratado de Libre Comercio) apenas un 28 %, lo que abarata los productos. No está alejado de las noticias de Ecuador y dice: “Mi sugerencia para el nuevo presidente es que gobierne para que Ecuador sea competitivo con el mundo”. Agrega: “Amo a Colombia y estoy muy agradecido por la acogida. Hay que reflexionar (….) Si la mayoría de los ecuatorianos vienen a comprar en Colombia, es un efecto de que algo se hizo mal en Ecuador”.

El diálogo es ameno, pero llega el momento de cuestionar por qué se prefiere invertir al otro lado de la frontera, y Caicedo responde con una voz firme y apacible a vez.

-¿Por qué invierte en Colombia y no en Ecuador?

-Tuve tres locales en Ecuador y demandé al Servicio de Rentas Internas (SRI) porque me incautaron la mercadería importada de Estados Unidos.

-¿Faltaron permisos o pagos al SRI?

-Le resumo la historia: ganamos el juicio en tres años.

Caicedo dice que admira las políticas de Colombia porque facilitan el trabajo empresarial. “Cobran unos impuestos razonables y cumplen con la ley universal de dejar trabajar tranquilo al ser humano”.

Hace un llamado a los sectores productivos de Ecuador al decir que los ecuatorianos no solo se ven atraídos a comprar en Ipiales porque es casi tres veces más barato que en Ecuador, sino por la calidad de los productos. Para él Ecuador debe mejorar la calidad.

En el recorrido por el centro de Ipiales es notoria la fuga no solo de dólares, sino de plazas de trabajo también. Antes del impase con el SRI, Caicedo daba trabajo a seis personas en Quito. Ahora emplea a cinco en Ipiales, tras el cierre de sus tres locales en Ecuador.

A pesar de que las compras de los ecuatorianos en Ipiales ahora se concentran los fines de semana y de que las ventas han bajado más o menos un 25 % en relación al 2015, “aún hay jugosas ganancias y eso anima la creación de nuevos locales”, dice Carlos Sánchez, vendedor del Centro de Comercio El Madrugón, donde hay 35 locales. Según Sánchez, allí en un fin de semana atienden a más de 700 compradores.

Del lado ecuatoriano, en Tulcán se pide apoyo al Gobierno y hasta hicieron una marcha para mostrar su descontento.

Fuente: Diario Expreso