La búsqueda de Goyes terminó en un manglar

0
460
Lugar. Los restos fueron encontrados en un ramal de la vía Perimetral, a la altura del sector de Tres Bocas. (Freddy Rodríguez / Expreso)

Nueve días de intensa búsqueda, por conocer el paradero del teniente Wilmer Washington Goyes Herrera, integrante de la Dinased subzona 5 Guayas, terminaron en un espeluznante hallazgo.

El oficial de 30 años de edad fue encontrado muerto, la mañana de ayer, a la altura del segundo puente de la vía Perimetral de Guayaquil, por el sector de Tres Bocas.

Un cordón policial conformado por alrededor de cincuenta agentes -en su mayoría vestidos de civil- se ubicó a lo largo de un ramal, donde se desplegó la búsqueda. Esto, luego de la detención de uno de los presuntos asesinos, registrada en el cantón Pedernales, en Manabí; y del hallazgo del vehículo en que se movilizaba el oficial, el pasado 28 de septiembre, fecha en que desapareció.

A las 10:00, el automotor (un Kia Sportage gris) fue encontrado dentro de un garaje de las calles Vacas Galindo entre la 31 y 32, en el suroeste del Puerto Principal.

Alrededor de las 14:00, el ministro del Interior José Serrano confirmaba con un ‘urgente’, el hallazgo de los restos de Goyes, aparentemente descuartizado.

“Estamos determinando la motivación de la muerte violenta del teniente Goyes, tenemos ya una persona detenida y hemos encontrado el vehículo”, comunicaba el funcionario en su cuenta de Twitter.

Días antes, la institución policial había activado cinco equipos para localizar al oficial, con base en dos hipótesis que no fueron reveladas. El ministro Serrano solo adelantó que tenían importantes datos que daban cuenta que Goyes había regresado solo a Guayaquil, luego de realizar actividades de investigación en el cantón Salitre.

Lo único que se mencionó fueron los videos de una gasolinera, donde se observaba al teniente con una mujer, cuya identidad se desconoce.

Extraoficialmente, se sabe que el teniente estaba de vacaciones y había llegado de Quito hasta las oficinas de la Dinased subzona 5, en el cantón Salitre donde laboraba e investigaba varios casos. Entre ellos, la muerte del exagente de la PJ Guayas, Sergio Gaibor Bosques, uno de los involucrados en el operativo denominado ‘González y otros’, registrado el 19 de noviembre de 2003, en el norte de Guayaquil. La operación dejó 8 muertos y 4 supuestos desaparecidos.

El día de la desaparición, Goyes se comunicó vía celular con un amigo (civil) para felicitarlo por su cumpleaños. Tenía previsto verse con él, alrededor de las siete de la noche, en Guayaquil, para llevarle un regalo. Pero “nunca llegó a la casa”, dijo consternado el conocido.

Al parecer, fue la última llamada que hizo el oficial, antes de las 17:00 del 28 en que sus compañeros lo vieron por última vez con vida, al salir de la oficina.

Nueve días después, las pistas llevaron a centrar la labor de búsqueda en un tramo de la vía Perimetral. En grupos de a tres, los agentes peinaron la zona, en medio de desechos de animales, basura, lodo y matorrales.

El rostro y hasta el ánimo de los investigadores se alteraron minutos después de que uno de los equipos de búsqueda dio la alerta. El fiscal Fabricio Neira, quien inició de oficio una investigación por la desaparición, confirmaba que se trataba del cuerpo del teniente Goyes.

Fuente: Diario Expreso