Ecuador pierde más si no se logra el proceso de paz en Colombia

0
437
Un hombre camina frente a una propaganda a favor del proceso de paz. (AFP)

Un día después de la victoria del No a un acuerdo de paz con las FARC, en el referendo en Colombia, el Gobierno ecuatoriano y analistas políticos lamentan el resultado electoral, porque consideran que Ecuador pierde con esa decisión.

“La paz es fundamental para el desarrollo”, dice el internacionalista Antonio Parra Gil. El resultado del referendo, asegura, crea un estado de zozobra y obligará al Gobierno a tomar una serie de medidas y gastos que, en este momento el país no está en condiciones de asumir por la crisis económica.

El politólogo Freddy Rivera, de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), dice que ahora entramos en un estado de espera, pues el país tiene una relación de interdependencia con Colombia, de la que es imposible salirse. Pero pide estar atento, porque de alguna manera se habían previsto escenarios positivos y negativos en este proceso de paz.

“Terrible noticia para el mundo: Nuestro abrazo al presidente Santos por su liderazgo y valentía”, escribió el presidente Rafael Correa en su cuenta de Twitter, y dijo que espera que “ojalá venza finalmente la paz”.

A su voz se sumó la vicepresidenta de la Asamblea, Rosana Alvarado y su ministro de Relaciones Exteriores, Guillaume Long, quien instó al vecino país “a seguir buscando el camino de la paz en Colombia”, para lo cual ofreció el apoyo ecuatoriano.

Pero seis residentes colombianos en Guayaquil y Quito explican las razones por las que votaron en contra y a favor del proceso de paz impulsado por el presidente de su país, Juan Manuel Santos.

“No es que no queramos la paz, la queremos, pero lo que no gusta son las condiciones y las concesiones que se le hace a la guerrilla”, dice Carlos Buenaventura, miembro de la Fundación Semilla Colombo-Ecuatoriana.

Le molesta que no haya castigo por las atrocidades y crímenes de los guerrillero que, dice, obligaron a miles de colombianos a dejar sus tierras y refugiarse en otros países, entre esos Ecuador. Un criterio compartido por su compatriota Iván Darío Valencia, propietario de la industria de embutidos La Vienesa, que celebraba ayer un triunfo que considera bueno para su país.

“La guerrilla ha sido indolente con el pueblo colombiano, que le dijo no a que los asesinos se queden sin castigo”, añade el empresario. Él está seguro de que, aun con un acuerdo de paz, las FARC no van a dejar de lado la extorsión y el narcotráfico, que han sido sus fuentes de financiamiento.

También lo cree el empresario Carlos Álvarez, gerente de Laboratorios Genfar. El resultado del referendo, dice, dejó claro el sentir de los colombianos. “No a una paz con muchas concesiones y sin castigos”.

Nacho Quintana, Clara Legísamo y César Mosquera, colombianos partidarios del Sí, creen que no todo está perdido y que hay más alternativas en las que se puede seguir trabajando para concretar la paz. Todos concuerdan en que se ha dado un gran paso, aunque el resultado haya sido el No.

Fuente: Expreso