#OyolaTitularEnLaTRI: El mejor momento del ‘Pony’ Oyola

0
441
Es finalista y líder con Barcelona en el torneo local. Hoy con 33 años, el jugador disfruta su primer llamado a la Tricolor.

Una felicidad mezclada con nerviosismo. Con 33 años, Matías Oyola saborea este llamado como un juvenil de 17. Constantemente apretaba sus dientes en la sala de prensa en el estadio Monumental, mientras recibía una avalancha de felicitaciones y contestaba un sinfín de preguntas. Una conferencia donde se sintió realizado, con un “no se imaginan lo contento que estoy por la convocatoria” pero que se exige al precisar que “siempre se puede estar mejor”.

El capitán e insignia en Barcelona estuvo a pasos de conocer el infierno en 2009 -año de su llegada- cuando el Ídolo del Astillero casi desciende a la serie B del fútbol ecuatoriano y tocó la gloria en 2012, al coronar la estrella 14. Hoy, el ‘capi’ -como lo nombran cariñosamente- abre otra puerta: la selección ecuatoriana de fútbol.

El respaldo mediático ha sido un aliciente. En su posición se encuentra el gran enigma de la Tricolor. Tras las dudas de Pedro Quiñónez, Jefferson Orejuela (ambos por lesión) y los exámenes reprobados de Carlos Gruezo, el acompañante ideal para Christian Noboa sería -en teoría- el ‘Pony’. Su gran momento lo avala.

“Creo que ahora sustentado a este llamado a la selección te podría decir que sí, vivo mi mejor momento en el fútbol. Va mucho de la mano del grupo, como nos está yendo tan bien acá, lo individual toma fuerza. Agradezco a mis compañeros y al cuerpo técnico, porque sería imposible que Darío (Aimar), Mario (Pineida) y Pedro (Velasco) estemos sobresaliendo, sin que atrás haya una gran organización y plantilla”, dijo Oyola a EXPRESO.

Reconoce que en las anteriores nóminas tenía la ilusión de ser nombrado, pero no entró en desesperación. “Gustavo (Quinteros) en sus convocatorias siempre ha actuado en buena fe y pensando en quienes están son los mejores. Sí, es verdad me hubiera gustado estar en las anteriores, pero si no se pudo es porque hay otros que están en mejores condiciones y eso te empuja a esforzarte más”, comentó.

Aquella posibilidad de vestirse con el amarillo, azul y rojo patrio no solo lo llena de ilusión a él, sino a sus allegados.

“Con esta noticia he soñado desde que me nacionalicé en 2012, no hay palabras para explicar la felicidad que me ha generado a mí, mi familia, mis amigos, compañeros y trabajadores aquí en Barcelona. Es un premio individual. Apenas fui convocado recibí un mensaje de Frickson (Erazo)”, agregó.

Quedó atónito con la forma en la que el director técnico de la selección ecuatoriana lo fue a buscar. “El gesto de Gustavo de acercarse a mi casa y de preguntarme si he considerado o me gustaría ser parte de la selección fue algo que no me esperaba”, explicó.

Para Oyola es un “privilegio” unirse a jugadores de talla mundial como Noboa o Antonio Valencia y está “dispuesto a dar la mano” ubicándose en el lugar que Quinteros ordene. ¿Será la oportunidad para el capitán del actual mejor equipo del fútbol ecuatoriano?

Fuente: Diario Expreso